El complejo hotelero es una instalación de lujo destinada principalmente a los vacacionistas y generalmente se encuentra cerca de atracciones especiales, como playas y costas, áreas escénicas o históricas, parques de esquí o spas. Aunque algunos centros turísticos operan de manera estacional, la mayoría ahora intenta operar todo el año. El hotel residencial es básicamente un edificio de apartamentos que ofrece servicio de mucama, un comedor y servicio de comidas en la habitación. Los hoteles residenciales varían desde lujosos hasta moderados. Algunos hoteles turísticos operan con el llamado plan estadounidense, en el cual el costo de las comidas está incluido en el cargo por la habitación. Otros operan en el plan europeo, en el que la tarifa cubre solo la habitación y los huéspedes hacen sus propios arreglos para las comidas. Los hoteles transitorios generalmente operan con el plan europeo.